Micropigmentación

goldeneye

Para conseguir una apariencia siempre impecable, ahorrar tiempo o disimular defectos y/o cicatrices; la solución es la micropigmentación.

La micropigmentación es una especialidad estética que también recibe el nombre de "maquillaje permanente" cuyo objetivo es embellecer, rejuvenecer, equilibrar y armonizar las líneas maestras del rostro, obteniendo un resultado elegante, natural, fresco y juvenil.

Mediante esta técnica, que consiste en la fijación de pigmentos por saturación entre la dermis y la epidermis, se modifican contornos, se da volumen, se corrigen asimetrías, se reconstruye pelo a pelo o se solucionan problemas antiestéticos; optimizando la belleza del rostro de forma inmediata y duradera.

Discreta, natural y totalmente adaptada a cada personalidad, la Micropigmentación perfecciona y sublima la belleza de los rasgos naturales.

 

Mar Lamas se ha formado con los más prestigiosos profesionales, realizando diversos cursos, entremicro
ellos, el Curso Avanzado de Micropigmentación según el Método de Mario Gisbert y ha sido socia de la AEM (Asociación Española de Micropigmentación).

 

 

 

 

 

Aplicaciones de la Micropigmentación:

 

Labios
microlabios

En los labios, la micropigmentación resulta espectacular. Se puede volver a crear la línea del contorno, otorgando a la boca un perfil renovado, más preciso y en muchos casos ampliado para dar un efecto de labios más "carnosos" y seductores.
Los labios estrechos se pueden ensanchar con una técnica óptica de "relleno" perfectamente natural que proporciona una sensación de volumen. También se pueden corregir todo tipo de asimetrías, rasgos no satisfactorios y disimular labios muy arrugados.

 

 

 

Cejas

cejas

Unas cejas bien colocadas y bien formadas son fundamentales para equilibrar la armonía del rostro.
Se pueden redefinir, precisar o rediseñar, siempre con una reconstrucción pelo a pelo para un resultado de total naturalidad. Aplicando un "efecto lifting" se consigue dar un toque juvenil al conjunto de rasgos faciales.

 

 

 

Ojos
ojos

En los ojos se puede dibujar la línea completa del eye-liner, sea el párpado superior o bien párpado superior e inferior. El lash-liner es una sutil raya entre pestañas. El objetivo es conseguir una mirada más expresiva, más intensa y más viva.

El color o tono se elige en función de las condiciones y preferencias particulares de cada persona.

 

 

 

Paramédica y correctiva

areolaEsta especialización tiene actualmente una fuerte demanda debido al alto número de casos de cáncer de mama que se producen actualmente y del auge de
la cirugía estética de las mamas.

Utilizada como complemento terapéutico, la micropigmentación se revela como la única técnica válida para solucionar problemas antiestéticos no deseados y devolver el bienestar psicológico y social a las personas que los padecen.

microcancerUtilizando tonos adaptados a la piel y técnicas de micropigmentación adecuadas, se consigue crear los efectos cromáticos necesarios para aportar la solución más cercana a la realidad en los casos siguientes:

  • Creación completa del complejo areola-pezón después de una cirugía de cáncer de mama o mastectomía.
  • Reconstrucción de areolas inexistentes o incompletas después de estas mismas intervenciones.
  • Reconstrucción óptica del pezón.
  • Contorno areolar poco definido, incompleto o inexistente después de una intervención de cirugía estética o debido a causas genéticas.
  • Camuflaje de cicatrices.
  • Corrección de errores de micropigmentación.
  • Densificación capilar.
  • Posible repigmentación en caso de vitíligo.

 

 

 

Etapas de la micropigmentación

 

El tratamiento de micropigmentación consta de tres etapas:

 

1º Etapa: Estudio de visajismo y prueba de alergia.

micro_labEs imprescindible realizar un diseño, previo estudio del rostro del cliente, su anatomía, sus expresiones faciales, expectativas y necesidades.

Mediante la realización de la prueba alérgica 48 horas antes del tratamiento se asegura que el pigmento y productos que se van a aplicar son aceptados por el organismo del cliente, dando la máxima garantía de seguridad.

 

2º Etapa: Tratamiento.

tratcejasEn el tratamiento de micropigmentación en Lipoout se utiliza material desechable y pigmentos de alta calidad para asegurar un resultado final duradero y uniforme. El cliente experimenta mediante este primer tratamiento un cambio, obteniendo un nuevo diseño, color, efectos correctores y/o rejuvenecedores mediante los siguientes pasos:

  • Se realiza el diseño con el pigmento del color elegido y una punta o stick desechable y el cliente observa y opina sobre el diseño realizado.
  •  Aplicación del tratamiento de micropigmentación
  • Una vez finalizado el tratamiento, se aconseja al cliente que, al menos durante 7 días, deberá mantener una serie de cuidados con el fin de obtener un buen proceso de cicatrización y evitar alteraciones no deseadas.

A las 24 horas del tratamiento se puede notar mayor costración, subida de color o tirantez. Todos estos procesos son normales y, llevando una correcta higiene, no tiene que preocuparnos.

Pasados entre 6 y 9 días la costración desaparece, disminuye el color llegando casi a desaparecer. Este proceso también es normal. El pigmento no se estabilizará hasta pasados 21-30 días de la fecha del tratamiento. Se pueden empezar a usar cremas y maquillajes.

A partir de la tercera semana se realiza un control del color, intensidad, saturación homogénea y diseño; valorando la posibilidad de realizar un retoque.

 

3º Etapa: Retoque.

En el caso de que fuese necesario realizar el retoque, se repetirían los mismos pasos que en el día del tratamiento, con los mismos cuidados post y el mismo seguimiento por parte del técnico especialista.

Pasados 30 días se revisará el tratamiento para retocar alguna asimetría o modificar el tono inicial.

Transcurridos 12 meses es conveniente una revisión para reafirmar el color de forma sutil y mantenerlo en perfecto estado; esta revisión se realiza habitualmente en tratamientos que en su inicio han elegido resultados suaves y muy naturales.

retoque

En el periodo que transcurre entre los 18 y los 24 meses se aconseja una renovación del tratamiento con el fin de intensificar y homogeneizar el color, o de rehacer el tratamiento por pérdida total o parcial de la estructura del diseño realizado.

Tras los dos años se puede observar una pérdida de intensidad homogénea del color, o una degradación leve del color. En los casos que no se ha protegido convenientemente el tratamiento de las agresiones externas puede haber ocurrido una degradación notable del color o una pérdida del pigmento no homogénea, que en cualquier caso serán corregidas en esta fase.

Esperar más tiempo implicaría tener que realizar de nuevo todo el tratamiento.